miércoles, 11 de noviembre de 2020

La selección alemana afrontaba este partido

Alemania venció 1-0 a la República Checa en un partido amistoso, en Leipzig, pese a la ausencia de varias de sus principales figuras. Luca Waldschmidt (minuto 13), que jugaba su quinto partido con la selección nacional absoluta, adelantó a la Mannschaft en la primera parte y en la segunda el marcador ya no se movió, a pesar de los numerosos intentos de los visitantes por evitar la derrota. La selección alemana afrontaba este partido sin varios de sus jugadores más importantes, entre bajas por lesión y la lista de hombres a los que Joachim Löw dio descanso (Manuel Neuer, Serge Gnabry, Timo Werner, Leroy Sané o Toni Kroos, entre otros) en este duelo ante los checos, pensando en los siguientes compromisos en la Liga de Naciones en los próximos días. Alemania se medirá a Ucrania y visitará a España, en unos partidos decisivos para saber si el equipo se clasifica a la Final Four de la Liga de Naciones de la UEFA. Por el momento, el amistoso del miércoles en el Red Bull Arena de Leipzig no invitó al optimismo por la imagen mostrada pero el equipo pudo cumplir el objetivo de ganar, después de una racha discreta, con un único triunfo en sus cinco encuentros anteriores. Para la República Checa, este partido también era preparatorio para la Liga de Naciones, donde se mide como local ante Israel y Eslovaquia, en busca del ascenso a la primera categoría de la competición. Trapp, salvador En este amistoso, los checos comenzaron sin complejos y llevando peligro a los dominios de Kevin Trapp, que en el minuto 5 vio cómo un disparo de Borek Dockal se iba rozando el palo. Alemania reaccionó en el 13, cuando un fuerte disparo de Florian Neuhaus fue rechazado por Jiri Pavlenka y el balón fue Philipp Max, que envió un pase de la muerte para Waldschmidt, que no perdonó el 1-0. El alemán Jonas Hofmann tuvo que ser sustituido por lesión en el minuto 20, pero su equipo fue dueño del balón y de las principales ocasiones. Pavlenka evitó que su equipo llegara al descanso con más desventaja. Fue decisivo en el 29, ante un disparo de Ridle Baku, y en el 41 en una doble ocasión alemana, primero con un fuerte tiro de Nadiem Amiri y luego con otro tiro de Baku. En la segunda mitad, la República Checa salió decidido a por el empate y Trapp tuvo que evitarlo en intervenciones ante Dockal (46) y Tomas Soucek (53). Ese último tuvo otra gran ocasión en el 71, pero no consiguió rematar bien de cabeza. Alemania lo intentaba puntualmente. Neuhaus envió fuera en el 58 y Mahmoud Dahoud, en el 61, rozó el segundo. En la recta final, Matej Vydra (82, 86) y Soucek (89) dispusieron de buenas ocasiones, pero los alemanes, con Kevin Trapp como protagonista, pudieron resistir con su arco a cero.