jueves, 22 de octubre de 2020

Despertaron lo Rays en el segundo juego, tal como lo hicieron en 2008

Despertaron lo Rays en el segundo juego, tal como lo hicieron en 2008, Tampa Bay derrotó a Dodgers, para emparejar el Clásico de Otoño con pizarra de 6-4. Blake Snell tuvo una gran apertura, y Choi hizo el primer imparable de un coreano en la Serie Mundial. En apenas su primer turno al bate, Brandon Lowe, de Tampa Bay, recibió a Gonsolin, pitcher de los Dodgers, con un cuadrangular solitario que puso al frente a los Rays temprano en el encuentro 1-0. Para el juego 2, Blake Snell fue el encargado subir al montículo por Tampa, el abridor lució en su primera aparición, sacando en fila a sus oponentes en el episodio inicial. Rays se empezaron a embasar en la segunda entrada, por lo que el cambio de Los Ángeles vino desde el dugout, cambiando de lanzador por Floro, que entró para sacar el tercer out. Los Dodgers estuvieron dominados por los pitcheos de Snell, el estadounidense estaba jugando un partido en el que no había permitido hits hasta la tercera entrada. En la cuarta, Tampa Bay alargó la ventaja con un par de batazos a lo profundo del campo, dónde Margot y Choi anotaron para los Rays, poniendo el marcador 3-0. Repitiendo la dosis, pero ahora a Dustin May, el segunda base de Tampa Bay, Brandon Lowe, conectó su segundo cuadrangular de la noche, pero en esta ocasión acarreó a Meadows, abriendo la brecha en la pizarra con un 5-0 ante los angelinos. Luego de 79 lanzamientos, no recibir ningún hit y 9 ponches, Chris Taylor rompió el buen partido que estaba dando Snell con un vuelacercas que impulsó a “Kike” Hernández que se embarró con pasaporte, rompiendo el cero de Dodgers 5-2. Choi anotó su segunda carrera del partido en un elevado de sacrificio de Wendle en la sexta entrada, la pizarra se movió 6-2. En el turno al bate de los Dodgers, Smith conectó un cuadrangular en solitario para el 6-3 que acortó la ventaja de Tampa Bay. Los batazos siguieron la Los Ángeles, Corey Seager sacó la bola del campo, quedando a 2 carreras del empate. Mañana volverán a enfrentarse en el juego 3 de la serie, tras un día de descanso para las novenas de Rays y Dodgers.